redes sociales
 
StumbleUpon!
 

navegacion links
 

Síndrome vertiginoso

Existen algunas patologías que se relacionan mucho más con los psicológicos que con los aspectos físicos, el síndrome vertiginoso es uno de ellos. ¿Pero de qué hablamos cuando hacemos referencia al síndrome vertiginoso?. Básicamente estamos hablando del vértigo.

El vértigo no debe ser conocido como una enfermedad, sino como un síntoma el cual hace referencia a una sensación anormal de un desplazamiento rotatorio la cual nos provoca dificultades a la hora de mantener el equilibrio. Por lo general cuando el paciente sufre de vértigo, dice que "todo da vueltas", pero esta no es la única sensación, algunas otras personas afirman que sienten una sensación de caída al vacío o que el suelo, en donde están parados, se mueve.

Nuestro cerebro tiene una función fundamental en los movimientos que realizamos: caminar, correr, tomar un vaso, hablar, etc; y es éste el recibe la información mediante los canales visuales y sensoriales para poder realizar el movimiento adecuado. La persona posee un síndrome vertiginoso cuando algunos de estos canales falla; se cree que el origen de esta falla está situado en alguna de la estructuras del oído interno o en el sistema nervioso central. El vértigo está causado por lesiones en el oído, al menos esto es lo que se comprobó en el 75% de los casos estudiados. El otro 25% del vértigo, está causado por lesiones en el sistema nervioso central, es por ello que se lo llama "vértigo de origen central".

caso de sindrome vertiginosoEl síndrome vertiginoso puede darse por diferentes tipos de vértigo, tenemos el de tipo periférico y el vértigo central. El primero de todo es el más común y puede originarse debido al paso del tiempo, infecciones en el oído, traumatismos, etc. Los episodios de vértigo que sufre el paciente aquí son de corta duración y lo que siente quien lo sufre es una sensación de mareo e inestabilidad.

Para poder realizar un correcto diagnóstico de esta clase de vértigo, el profesional deberá incluir un estudio audiológico, pruebas calóricas, resonancia magnética de cráneo y otros exámenes similares para poder descartar otras posibles causas. El tratamiento para curar esta clase de vértigo es similar al que se utiliza para curar las fobias; se deben repetir la maniobras que producen esta afección para poder "desensibilizar" los sentidos. No se recomienda el uso de fármacos ya que no ayudan en los casos de vértigo agudo. El otro tipo de vértigo del cual hablaremos es el vértigo central, que difiere del periférico porque su duración es mucho más prolongada.

¿Qué causa este síndrome vertiginoso?

foto rara del sindrome vertiginosoUno de sus posibles orígenes es una deficiencia vascular. La carencia de riego sanguíneo en las áreas del cerebro puede llevarnos a padecer esta afección.

Este síndrome es acompañado por otros síntomas que demuestran una falencia en el sistema nervioso, es por ello que si notamos problemas de movilidad, de sensibilidad o similares, debemos acudir inmediatamente al neurólogo para poder ser evaluados y diagnosticados correctamente. Puede que el tratamiento para este síndrome vertiginoso incluya fármacos que nos ayudan a evitar la obstrucción de los vasos sanguíneos. De todas maneras, el profesional, realizará, entre otros exámenes, una resonancia magnética craneal y análisis exhaustivos de las arterias y el cerebelo. Otra causa del vértigo central es la esclerosis múltiple, una patología de tipo autoinmune que puede provocar vértigos centrales, esta afección tiene una gran incidencia sobre los jóvenes adultos.

Los tratamientos para estos síndromes vertiginosos variarán según los tipos y las causas de los mismos; en el caso de que debamos consumir algún medicamento, éste debe estar recetado por un médico especialista.

Dentro de los fármacos más conocidos para tratar esta patología tenemos los antivertiginosos y los ansiolíticos. A ambos se los debe complementar con ejercicios de rehabilitación para que el tratamiento alcance el éxito deseado. No lo dude, si padece algún síntoma previamente mencionado, consulte con un médico especialista en la materia para un tratamiento adecuado.