redes sociales
 
StumbleUpon!
 

navegacion links
 

Gingivitis aguda

Uno de los males bucales más molestos que puede padecer el ser humano es la gingivitis, no solo porque en ocasiones puede ser dolorosa, sino porque suele provocar otros males como el aliento desagradable. Existen dos tipos de gingivitis aquella que es leve, y la que puede tratarse fácilmente mediante algunas indicaciones del odontólogo y cambios de hábitos; y está aquella denominada gingivitis aguda, la cual es mucho más compleja y conlleva a daños mayores en la dentadura y la boca.

A esta clase de gingivitis se le da el nombre de "ulceronecrotizante aguda", también conocida con la abreviatura GUNA; tiene como característica principal aparecer de repente. Surge mayormente luego de haber padecido una enfermedad debilitante o a causa de alguna infección de tipo respiratoria; entre las causas más habituales de esta patología nombramos al exceso de trabajo y al estrés. Estos son solo algunos aspectos de la gingivitis aguda, pero para poder diagnosticar con precisión sus síntomas y luego recurrir a un tratamiento efectivo, debemos ahondar un poco más en el tema.

caso de gingivitis agudaLa gingivitis ulceronecrotizante es una patología inflamatoria que ocasiona gran dolor y es de índole destructiva y tiene una incidencia tanto en la encía marginal como en la papilar; a esta afección se la conoce con muchos nombres: Infección de Vincent, gingivitis marginal fusoespirilar, boca de trinchera y estomatitis pútrida.

La primera aparición de la gingivitis aguda tuvo lugar después de la primera guerra mundial y fue vista en los soldados, su aparición se da en bocas sanas o enfermas, se hace presente en un diente y luego va abarcando toda la boca. Cuando se nos pregunta con respecto a la edad de la gente que la padece, decimos que los casos se presentan mayormente en jóvenes adolescentes y en adultos, con un margen de edad de entre 15 y 30 años. Hasta el momento se sabe que la enfermedad no es transmisible; como característica principal, la gingivitis aguda produce ulceración como necrosis en las papilas gingivales.

Sus principales síntomas

gingivitis aguda en los dientes de una mujerEsta patología puede reconocerse fácilmente, y apenas sepamos de que se trata de gingivitis aguda tenemos que dirigirnos hacia el médico u odontólogo. Uno de los primeros síntomas que padeceremos será el dolor gingival, pero este síntoma variará dependiendo de cada persona y del grado de la patología, puede sentirse desde una quemazón hasta un dolor intenso que puede incrementarse con la ingesta de alimentos. Sentiremos más dolor o molestia si comemos alimentos que contienen picante, mucho condimento o están muy calientes.

Otro síntoma habitual de la gingivitis aguda es el sangrado gingival, puede ser espontáneo o provocado (al cepillarnos los dientes por ejemplo); el tipo de sangrado también variará dependiendo del grado de la enfermedad. Ambos síntomas (sangrado y dolor) se relacionan íntimamente con la destrucción de los tejidos, ya que al padecer esta afección la dermis queda expuesta, sin protección.

Pero estos no son los únicos síntomas de la gingivitis aguda, si la padecemos lo más probable es que tengamos Halitosis, sabor metálico en la boca; la salivación en exceso con espesor viscoso es también un factor determinante. Esta patología puede presentar síntomas que no se encuentran en la boca, sino fuera de ella como por ejemplo fiebre y malestar general, fatiga, dolores de cabeza, insomnio, depresión y problemas gastrointestinales. Si padecemos de estos malestares, debemos acudir por ayuda profesional para evitar que la enfermedad se torne aún más complicada de tratar.

Tratamiento

El tratamiento de la gingivitis aguda tiene como objetivo aliviar los síntomas; para ello se debe acudir con el odontólogo para que elimine los residuos de pseudomembranas no adheridos a los dientes, una vez hecho esto, el profesional procederá con la limpieza profunda. El paciente deberá cepillarse los dientes no menos de 4 veces la día y evitar consumir tabaco como alcohol; su cepillo de dientes debe estar guardado en un sitio aireado y fresco para evitar la proliferación de bacterias. El paciente podrá emplear el uso de enjuagues bicales para una mejor higiene, el perborato de sodio es también muy bueno para hacer buches y tratar la gingivitis aguda. La higiene es fundamental en esta patología, ya que si asistimos al odontólogo pero no higienizamos bien nuestra boca en casa, entonces todo el tratamiento fue en vano.

Debemos saber que existen algunos factores de riesgo: el estrés emocional, el tabaquismo, las enfermedades periodontales crónicas y aquellas debilitantes son grandes causantes de la gingivitis aguda. A esto debemos sumarle las infecciones víricas o las alteraciones en el funcionamiento de nuestro sistema endócrino más una posible predisposición genética, pueden llevar a la aparición de dicha afección. Lo importante aquí es saber que la gingivitis puede prevenirse mediante una correcta higiene bucal, y si notamos que somos personas predispuestas a enfermedades orales, entonces debemos reforzar nuestros hábitos de limpieza, solo así no mantendremos una boca limpia y saludable.