redes sociales
 
StumbleUpon!
 

navegacion links
 

Tratamiento de las úlceras varicosas

Las úlceras son soluciones de continuidad, o disoluciones de la continuidad de un tejido, que conllevan la pérdida de la sustancia de cualquier superficie epitelial, producidas por un proceso patológico de origen vascular llamado necrosis que implica la muerte de un tejido orgánico por diferentes causas, como por ejemplo, la falta de irrigación sanguínea.

Estas úlceras pueden aparecer como consecuencia de un leve trauma acontecido sobre un lugar con afecciones varicosas, y son causadas por un funcionamiento anómalo o un daño del sistema venoso, y las mismas se caracterizan por tener una evolución crónica y asociada a una escasa o nula posibilidad de tender a la cicatrización espontánea. Por lo general estas lesiones se localizan en la zona del tercio inferior de las piernas, tomando la forma de llagas o heridas se presentan en la piel de los miembros inferiores.

El proceso se inicia en la piel sana, cuya superficie era uniforme y continua, en donde aparece una llaga, una herida que presenta diferentes estadios de gravedad y varía en características de extensión y profundidad, pudiendo observarse una lesión parecida a un cráter playo y superficial, o una herida que ha penetrado profundamente en los tejidos hasta alcanzar músculos y hueso, dejándolos completamente exhibidos.

ulceras varicosas tratamiento en las venasPara tratar este tipo de lesiones deberá tenerse en cuenta qué tipo de úlcera se ha diagnosticado, y en qué estado de evolución se encuentra. Resulta de vital importancia la consulta precoz ante la visualización de los primeros síntomas de aparición de la úlcera (como son la piel enrojecida, la picazón en la zona, el surgimiento de lo que aparenta ser una ampolla reventada, etc.) para poder tratarla a tiempo y evitar que se expanda y se profundice, acarreando consecuencias y complicaciones como infecciones, que complican aun mas el cuadro.

Ante la consulta de un paciente con úlceras varicosas, se realizaran estudios para poder administrar un tratamiento adecuado para cada caso en particular. Por lo general se indican estudios para monitorear el estado del sistema venoso y arterial, como puede ser, por ejemplo, el Ecodoppler Venoso de los miembros inferiores. Esto se realiza para descartar otras patologías que pueden provocar úlceras, como por ejemplo la trombosis venosa profunda (TVP), que es un causante de la congestión venosa en el cual se forma un coágulo o trombo dentro de la vena que impide la circulación de la sangre, no pudiendo completar su circuito hasta el corazón.

Objetivos del tratamiento

ulceras varicosas tratamiento con varias pastillasEn el tratamiento de las úlceras varicosas se busca disminuir la hinchazón o el edema y aminorar la presión en las venas. Se deberá intentar evitar que se infecte la herida y muchas veces será conveniente la indicación de mecanismos que ejerzan compresión, como pueden ser los vendajes, las medias especiales y, de ser necesario se podrá indicar la utilización de botas de bombeo o presoterapia.

Una vez que se consigue bajar el edema y la presión de las venas, la úlcera normalmente comienza a cicatrizarse y a iniciar el proceso de curación. Evitar la formación de edemas y de presión en las venas es la mejor forma de prevenir la formación de úlceras, por lo cual se suele recomendar a las personas que por diversas razones permanezcan inmóviles o con bajos índices de movilidad la utilización de medias compresoras en las extremidades inferiores. Ante la aparición de inflamación, enrojecimiento, calor, u otros signos que denoten indicios de infección el médico podrá aplicar antibióticos vía endovenosa o indicar su administración por vía oral.

La prescripción de antibióticos o analgésicos al paciente dependerá de cada caso en particular y de lo que resulte más conveniente aplicar teniendo en cuenta el tipo de enfermedad venosa que subyace, y que tratamiento resulta más adecuado. En algunos casos resulta necesario realizar un drenaje de la zona, si no se logra desinflamar por otros métodos.

Cuando el tratamiento habitual no ejercer ningún tipo de mejoría en la úlcera, no evidencian indicios de sanación o incluso se siguen agravando, se llama a estas lesiones úlceras recalcitrantes, y por lo general en estos casos se indica un tratamiento ambulatorio con presión negativa intermitente, generada por una bomba de vacío. Este es un tratamiento complementario que busca lograr un aminoramiento del dolor que la lesión le provoca al paciente, para finalizar con la remisión del mismo y la curación de las úlceras. Comienza aplicándose con una frecuencia de aproximadamente 1 a 3 veces por semana, y de acuerdo a la evolución de cuadro se podrá reducir la frecuencia a una vez cada 15 días, hasta lograr una resolución total del cuadro. Por lo general este tratamiento se acompaña de otras medidas, como por ejemplo la terapia compresiva.

De tenerse en cuenta que las úlceras son en general sumamente propensas padecer un proceso infeccioso, provocando complicaciones en su tratamiento. Que las úlceras se traten desde el inicio de su aparición hace que la posibilidad de infección disminuya notablemente. Las úlceras infectadas suelen provocar algunos síntomas como fiebre, calor en la zona, supurar pus, etc. Una vez que se han infectado no pueden cicatrizar ni sanar, siendo necesario que se controle y se cure en primera instancia la infección, para que pueda darse inicio al proceso de cicatrización.